Al menos 83 combatientes murieron en las últimas 24 horas en enfrentamientos entre fuerzas del régimen sirio y grupos yihadistas y rebeldes islamistas cerca de la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, afirmó este viernes una oenegé.

Desde el jueves al menos 44 combatientes prorrégimen y 39 yihadistas o rebeldes islamistas murieron en estas escaramuzas, precisó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Los combates se producen tras un contraataque lanzado por los yihadistas y los rebeldes islamistas en el noroeste de la provincia de Hama, al lado de la de Idlib.

A raíz de este asalto, los yihadistas y rebeldes tomaron el control de dos pueblos, Tal Maleh y Jibeen, según el OSDH.

Los yihadistas de Hayat Tahrir Al Sham (HTS, antigua rama siria de Al Qaida), pero también los de Huras Al Din, grupúsculo vinculado a Al Qaida, y los del Partido Islámico de Turkestán, participaron en este contraataque, según el OSDH.

“Continúan los combates violentos, junto a los ataques aéreos del régimen y de Rusia”, indicó a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. Tienen lugar cerca de “regiones cristianas y alauíes bajo control del régimen”.

Desde finales de abril, el régimen sirio, con el apoyo del ejército ruso, bombardea casi a diario la provincia del Idlib, dominada por HTS, y territorios cercanos controlados por yihadistas en las regiones de Hama, Alepo y Latakia.

AFP

¿Te gusto la nota?

Comentala