Los congresistas federales demócratas Debbie Mucarsel Powell y Donna Shalala pidieron al presidente Donald Trump que cumpla su promesa de un estatus temporal migratorio (TPS) para los venezolanos y que imponga una moratoria a las deportaciones de los nacionales de ese país que no tengan antecedentes criminales.

Con las representantes del distrito 26 y 27 de la Florida, estaban los senadores estatales demócratas José Javier Rodríguez y Javier Fernández, quienes afirmaron que la recién aprobada ley en Tallahassee, que prohíbe las ciudades santuario, afectará de manera directa a los venezolanos indocumentados.

De acuerdo con Rodríguez, ha habido un incremento del 36 por ciento en las deportaciones de venezolanos en el último año y, por otra parte, se han disparado las solicitudes de asilo por parte de personas de ese país suramericano.

En un vídeo, transmitido en la comparecencia con los periodistas, el embajador de Venezuela en Washington, Carlos Vecchio, indicó que debe haber y en “todas las instancias” un apoyo para los venezolanos, pidió que se les conceda un TPS y también que se les valga los pasaportes vencidos.

Shalala enfatizó en que el “régimen de Maduro está matando estadounidenses porque es un narcogobierno que envía narcóticos a Estados Unidos. Eso debe golpear la conciencia de cada sus habitantes. Queremos que se vaya Maduro; también queremos proteger a los venezolanos de aquí”.

En la rueda de prensa también estuvo Gustavo Marcano, ministro consejero en la Embajada de Venezuela en Washington aseveró que “estamos muy agradecidos con estas iniciativas. Necesitamos el apoyo de esta administración para proteger de manera temporal a los venezolanos. Estamos muy cerca de que termine el proceso de usurpación. No estamos pidiendo una protección para siempre”.

En cuanto al tema de la carta que le envío Vecchio al jefe del Comando Sur, el almirante Craig Faller, dpmde solicitó una reunión con el alto militar, Marcano explicó que esa solicitud se basaba en la declaración de Fuller de cooperación militar.

Por lo tanto, “el presidente Guaidó toma la palabra e instruye al embajador Vecchio para que se hagan todas las reuniones necesarias para lograr la cooperación militar que necesitamos los venezolanos para que cese la usurpación y lograr tener un gobierno de transición hacia unas elecciones libres y democráticas”.

Diario Las Américas

¿Te gusto la nota?

Comentala