El actor y director Bradley Cooper y la modelo Irina Shayk rompieron su relación tras cuatro años juntos, aseguró este jueves la revista People.

Cooper y Shayk, que tienen una hija en común nacida en 2017, decidieron separarse de manera amistosa, siempre según las fuentes citadas por esta publicación.

Shayk, rusa de 33 años, y Cooper, estadounidense de 44, comenzaron a salir en 2015 después de que ambos rompieran con sus anteriores parejas: ella con el futbolista portugués Cristiano Ronaldo; y él con la actriz británica Suki Waterhouse.

Cooper había estado casado previamente con la actriz y bailarina Jennifer Esposito y además mantuvo una relación sentimental con la también actriz Renée Zellweger, recordó la agencia internacional de noticias EFE.

La ruptura de la pareja formada por Cooper y Shayk llegó después de meses de rumores y especulaciones en la prensa rosa de Estados Unidos sobre si su relación iba por buen camino o si pasaba por una crisis.

Conocido por sus papeles en cintas como Silver Linings Playbook (2012), American Sniper (2014) o la trilogía de The Hangover, Cooper triunfó con su debut como director en A Star is Born (2018), un nuevo remake del clásico drama musical que en esta ocasión coprotagonizó junto a Lady Gaga.

Esta película fue una de las sensaciones de la gran pantalla el año pasado y se llevó un Óscar a la mejor canción original por Shallow.

Cooper había estado nominado antes en siete ocasiones a los premios de la Academia de Hollywood, pero en ninguna ocasión logró llevarse a casa la estatuilla.

Por su parte, Shayk es una modelo de fama mundial que ha desfilado, entre otras, para firmas como Versace, Diane von Furstenberg, Desigual o Victoria’s Secret.

Caraota Digital

¿Te gusto la nota?

Comentala