La gastronomía no está anclada únicamente a la tierra. Muchos de los platos más emblemáticos de algunos países se crearon, curiosamente, en los barcos cuando los viajantes navegaban de un continente a otro en busca de otras tierras. Allí empezaron nuevas formas de comer, y allí se quedaron, en los barcos y cruceros que actualmente hacen rutas de lujo y variedad por distintos mares.

La historia de los barcos

En principio, los viajes de, por ejemplo, los pescadores de inicios del siglo XX guardaban provisiones a bordo para sobrevivir trayectos de hasta dos meses y el despensero era el encargado de repartir los víveres entre los tripulantes.

Carnes saladas, salazones de pescados, quesos curados, bizcochos o aceites cubrían las despensas, así como las barricas de agua potable y vino. De allí nacieron tortas o bizcochos, que se creaban a partir de la cocción del pan, o algunos guisos y sopas.

Hoy en día, la comida sigue siendo un factor fundamental en las embarcaciones. Es por esto que algunas compañías han combinado el turismo y la gastronomía para ofrecer opciones culinarias y una experiencia cada vez más diversa para satisfacer todo tipo de gustos. Varias invitan a reconocidos chefs de todo el mundo para que muestren sus mejores platos, así como para degustar vinos para paladares exigentes.

Paladares exigentes

El primer barco famoso por sus opulencias en gastronomía, del que se tiene registro, es el Titanic. El restaurante A la Carte, decorado en ocre y rosa al estilo Luis XVI, fue en aquel momento atendido por su propio dueño, el chef Luigi Gatti, con una oferta de lujo.

Posteriormente, surgieron nombres como el italiano Sabatini en Princess Cruises o La Cucina en Norwegian Cruise Line, que presentaba clásicos tradicionales italianos como pastas, pizzas. También Sette Mari de Regent Cruises, que ofrece antipasti de altura, o Prego en Crystal Cruises que rescata creaciones como la sopa de champiñones metida en una hogaza de pan tipo italiano.

De los franceses es destacable el restaurante galo Le Champagne en Silversea. Mientras que de las braserias internacionales se pueden mencionar Tuscan Grille de Celebrity Cruises, el Chops Grille de Royal Caribbean, y el Butcher’s Cut de MSC Cruceros.

Asimismo, el lujo es la clave para disfrutar del Pacific Rim con cocina del Pacífico, Qsine en Celebrity Cruises, o Alice en Wonderland en Royal Caribbean. En estos se combina una comida de gran calidad con una experiencia y decoración sofisticada y diferente.

También están las hamburgueserías como Johnny Rockets, los helados Ben & Jerrys o chocolaterías y reposteros prestigiosos a bordo de cada barco.

Michelin y otros chef a bordo

Bruno Barbieri en Costa Cruceros

Foto: Archivo: El chef Michelin Bruno Barbieri emplatando en Costa Cruceros

Es así como los cruceros han decidido subir a bordo a los mejores y más reconocidos chefs del mundo para supervisar la cocina o para, incluso, hacer y diseñar la carta.

Algunos de ellos supervisan los menús generales y le aportan su toque a los platos, como Paco Roncero en Pullmantur, con su dieta mediterránea, o Bruno Barbieri en Costa Cruceros, que cuenta la historia de Italia en sus preparaciones.

Charlie Palmer y Thomas Keller tomaron las riendas, en su momento, de los restaurantes de Seabourn. Mientras que Jacques Pepin se mantiene a bordo del Marina y Riviera en Oceania Cruises; y Jamie Oliver trabaja en los centros de comida de los Royal Caribbean, con una combinación de italiano y “shabby chic”, como destaca el portal Excelencias Gourmet.

Por otra parte, MSC Cruceros se ha asociado con el chef español Ramón Freixa, para llevar lo mejor de la cocina española a los comensales y tripulantes. Al mismo tiempo, a bordo del MSC se podrá disfrutar de un Masterchef at Sea, que ha resultado de la colaboración entre la compañía naviera con la productora del programa de televisión para que los pasajeros participen del concurso.

Por último, CroisiEurope ofrece un crucero gastronómico por el Rin donde los pasajeros pueden conocer algunos chefs con estrella Michelin de la cocina francesa como Marc Haeberlin o recibir la visita de expertos como Serge Dubs, considerado uno de los mejores sommeliers del mundo.

Cocina y Vino

¿Te gusto la nota?

Comentala