El rostro es la tarjeta de presentación y tener puntos negros no es para nada estético. Por esta razón te traemos un sencillo truco que en tan solo 15 minutos desaparecerán de tu cara esos diminutos puntos negros que tanto cuesta extraer del rostro.

Para esta mascarilla solo tienes que tener dos ingredientes básicos que de seguro tienes en tu casa.

Ingredientes

  • Un huevo
  • Papel de baño o una toalla de papel.

Preparación

  1.  Separa la yema de la clara de huevo y batir por separado.
  2. Limpia tu cara y aplica la clara de huevo.
  3. Coloca una toallas de papel en la cara (con una abertura en la boca y los ojos).
  4. Aplica la clara de huevo en la toalla.
  5. Espera 20-30 minutos hasta que la clara de huevo se seque por completo. La toalla se endurecerá y se debe retirar rápidamente de la cara.
  6. Lávate la cara y aplicar la yema del huevo para hidratar y suavizar la piel. Espere 10 minutos y luego enjuaga la cara. Tu piel lucirá más limpia y suave.

Nota: esta mascarilla es ideal solo para la piel grasa.

Noticias 24

Con información de Prioridad Salud

¿Te gusto la nota?

Comentala