Arrestado en una ofensiva oficialista contra los legisladores opositores, el vicepresidente del Parlamento venezolano, Edgar Zambrano, fue recluido en una cárcel militar este viernes, en la víspera de manifestaciones convocadas por el opositor Juan Guaidó tras una fracasada sublevación militar contra Nicolás Maduro.

Zambrano, el brazo derecho de Guaidó detenido el miércoles en una insólita operación que incluyó el remolque con grúa de su vehículo hasta los servicios de inteligencia, fue ingresado en Fuerte Tiuna, el mayor complejo militar de Caracas, informó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Un tribunal competente en casos de terrorismo le “dictó medida judicial privativa de libertad (…) por la comisión flagrante de los delitos de traición a la patria, conspiración, rebelión civil”, indicó en un comunicado la máxima corte, de línea oficialista.

Zambrano es la cara más visible afectada por un contraataque oficialista contra el Parlamento venezolano, única institución en manos opositoras, luego de la fallida rebelión del 30 de abril liderada por Guaidó, en pugna con Maduro por el poder.

En total diez diputados fueron imputados por el TSJ en relación con la sublevación, que derivó en disturbios que dejaron seis muertos, calificada por Maduro de “golpe de Estado”.

Uno de ellos, Luis Florido, anunció en un video en Twitter que huyó a Colombia para ponerse “a resguardo de un régimen que está dispuesto a (…) encarcelar diputados”.

Foto: La hija del encarcelado vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Edgar Zambrano, Soley Zambrano, hace un gesto durante una conferencia de prensa fuera del Palacio de Justicia, en Caracas, el 10 de mayo de 2019. AFP / YURI CORTEZ

Otros tres legisladores se refugiaron en sedes diplomáticas.

Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, denunció este viernes con fotos en Twitter que casas de diputados y otros dirigentes opositores fueron pintadas con mensajes amenazantes. En una de ellas se lee “Vamos por ti Luis Florido”.

El líder opositor tildó todas estas acciones como un intento de “desmontaje del Parlamento”, institución que encabeza.

“Han violado sus derechos” 

El proceso contra Zambrano ha estado plagado de irregularidades, denunció su abogada, Lilia Camejo, mientras su familia afirma que no ha podido hablar con él.

“Desde el momento de la detención, le han violado los derechos al diputado”, indicó a periodistas Camejo, quien se preguntó por qué un civil fue enviado a una cárcel militar.

Otros opositores han terminado en prisiones castrenses, el más emblemático de ellos Leopoldo López, liberado de su arresto domiciliario durante la sublevación y quien estuviera recluido en la cárcel militar de Ramo Verde.

Zambrano está sometido a “leyes de la justicia militar”, pero “no estaba armado ni comandó” la sublevación, explicó a la AFP el abogado constitucionalista, Juan Manuel Raffalli. “El juez natural de Zambrano es civil”, aseveró.

La arremetida contra el legislativo recibió condenas internacionales, de la Unión Europea, el Grupo de Lima o Estados Unidos, principal valedor de Guaidó.

“La dictadura no está interesada en soluciones constitucionales a los problemas del pueblo venezolano”, deploró el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo.

Dentro de su política de presión contra Maduro, en la que no descarta la opción militar, Estados Unidos sancionó este viernes a otras dos empresas y dos barcos por enviar crudo de Venezuela a Cuba, como represalia por la detención de Zambrano.

De vuelta a las calles 

Guaidó convocó una protesta nacional el sábado, para tratar de recuperar la iniciativa tras su fracasada sublevación, que buscaba romper el apoyo del ejército a Maduro.

La marcha medirá el apoyo con el que sigue contando el líder opositor, un ingeniero industrial de 35 años que desde enero ha encabezado nutridas movilizaciones contra el chavismo.

El gobierno de Maduro, que ha repetido una y otra vez que el ejército está unido en su apoyo, anunció este viernes la reapertura de las fronteras con Brasil y Aruba, cerradas desde febrero para impedir una operación ideada por Guaidó para ingresar ayuda humanitaria desde los países vecinos.

No obstante, mantuvo cerradas las fronteras con Colombia y las otras antillas neerlandesas, Curazao y Bonaire, según dijo el vicepresidente de economía, Tareck El Aissami.

Foto: La abogada del encarcelado vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Edgar Zambrano, Lilia Camejo, emitiendo declaraciones durante una conferencia de prensa fuera del Palacio de Justicia, en Caracas, el 10 de mayo de 2019. AFP / YURI CORTEZ

Mientras la disputa por el poder entre Maduro y Guaidó llega a sus tres meses y medio, el día a día de los venezolanos sigue regido por la peor crisis económica y social de su historia reciente, con hiperinflación, escasez de medicinas y apagones.

“Es probable que el statu quo continúe”, con un Maduro “más aislado que nunca diplomática y económicamente” pero sin que “las presiones externas e internas hayan sido suficientes para convencerlo” de negociar su salida, estimó Moisés Rendón, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

“Lo que puede ocurrir a continuación es muy incierto. (…) La comunidad internacional debatirá si debe volver a buscar un diálogo, con la perspectiva de sostener elecciones con Maduro en el poder”, agregó el analista del influyente ‘think tank’ en Washington.

AFP

¿Te gusto la nota?

Comentala