La resiliencia se define como la capacidad que tiene una persona de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro.

Como padres debemos reconocer que esto es un recurso muy importante para nuestros hijos, y que debemos educarlos en pequeñas cosas que aumenten su capacidad de ser resilientes.

La realidad es que la vida es dura. Está llena de eventos inesperados que nos pueden hacer sufrir, y mucho. En la crianza de nuestros hijos debemos enseñarlos a sobreponerse a estos eventos, y entender que el sufrimiento es parte de la vida. Por ende, podemos transformarlo en algo que cambia y nos hace mejores.

Pero ¿Cómo educar en resiliencia? Aquí algunos tips

Aprender a enfrentar los fracasos

Es muy sencillo, si nos dedicamos a remover las frustraciones, las molestias o los pequeños fracasos, nuestros hijos no tendrán la oportunidad de encontrarse con ese obstáculo. Además,  tampoco tendrán la oportunidad de superarlo.

Los pequeños inconvenientes

Saber esperar a llegar a casa para tomar agua, no quejarse si hace mucho calor, o pasar alguna incomodidad. Esto los ayudará a desarrollar la tolerancia a la frustración, herramienta necesaria para poder sobreponerse a los problemas del día a día.

 

¿Te gusto la nota?

Comentala